Un acuerdo que impone un 50% de quita a los titulares de bonos del sector privado significa que la carga de deuda de Grecia será sostenible, dijo el jueves el primer ministro griego, Georgios Papandreu.


"La deuda ahora es absolutamente sostenible", dijo Papandreu en una rueda de prensa tras una reunión de líderes de la zona euro en Bruselas, que alcanzaron un acuerdo con los inversores privados sobre un descuento del 50 por ciento.

Esta quita supone un recorte de 100.000 millones de euros a la deuda soberana griega, lo que permitiría un nuevo rescate del país por valor de 100.000 millones de euros.

"Nuestra meta es que la deuda de Grecia al 2020 sea un 120 por ciento (del PIB)", dijo la canciller alemana, Angela Merkel, a los periodistas.

Merkel también señaló que el sector público contribuiría con 30.000 millones de euros adicionales que se sumarán a lo que aporte el sector privado y agregó que Grecia se someterá a una mayor supervisión en el futuro.

El gobierno heleno comentó que algunas acciones de bancos griegos tendrán que ser nacionalizadas.