Grecia se someterá a partir de hoy a examen por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea (UE) antes de que pueda acceder a un nuevo tramo crediticio.
Un grupo de expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de la Unión Europea (UE) tienen previsto iniciar hoy en Atenas una visita de dos semanas para constatar si las medidas de ajuste han tenido efecto en el país heleno, antes de aprobar un nuevo tramo crediticio de 15.000 millones de euros.

Según fuentes del ministerio de Finanzas, la misión tiene como objetivo ver de cerca las medidas para ahorrar unos 12.000 millones de euros en 2011 mediante recortes de gastos y aumento de impuestos para recortar el déficit fiscal al 7,5 % del Producto Interno Bruto (PIB) desde el 9,4 % de 2010.