Google, que tiene que hacer frente a cada vez más demandas de propiedad intelectual, adquirió un lote de patentes este mes de International Business Machines (IBM) para reforzar su cartera.

"Al igual que muchas empresas de alta tecnología, vamos a adquirir patentes que son relevantes para nuestro negocio" han afirmado desde la compañía con sede en Mountain View, California, según informa Bloomberg.
El sistema operativo Android de Google ha sido el blanco de al menos seis denuncias, aumentando su necesidad de propiedad intelectual para defender a la empresa contra los litigios.

"La industria de la tecnología tiene un problema significativo", ha declarado el asesor jurídico de Google, Kent Walker, en una entrevista esta semana, tal y como recoge Bloomberg.

Las rivales de Google han dicho que la compañía con sede en Mountain View, California es crítica con el sistema de patentes porque tiene pocas patentes y que ha entrado en el mercado de los teléfonos inteligentes donde ha habido compañías que han estado investigando y vendiendo sus productos durante años antes de que salieran a la venta los teléfonos Android en 2008.

El sistema Android es libre, es un programa de código abierto que se basa en una serie de características sin propietario y que Google no ha creado y que, a su vez, permite a los desarrolladores externos modificar el código. Esto ha dejado a la compañía en una posición vulnerable en las demandas, ya que Android fue construida a partir de las investigaciones realizadas por otras compañías tecnológicas.

Google, la mayor compañía mundial de búsqueda en Internet, hizo una oferta de 900 millones de dólares en abril para hacer con el control de las patentes de Nortel Networks. Estas patentes fueron compradas finalmente por un grupo liderado por Apple, Microsoft y RIM.

Las acciones de Google se dejan un 0,97% hasta los 605 dólares.