Son exigencias de la Comisión de Competencia: Gas Natural debe vender los activos de distribución de gas y contratos de clientes tras la adquisición de Unión Fenosa. Requisito que parece estar cerca de llevarse a cabo pues si Galp mostró recientemente su interés en este negocio, ahora son Deutsche Bank y Generali los que podrían estar interesados en comprar los activos de la gasita, según publica la prensa.
Deutsche Bank y Generali son dos de los 'nuevos' interesados en la compra de los activos de distribución de gas y contratos de clientes que Gas Natural debe vender tras la compra de Unión Fenosa. Al menos así lo informa esta mañana el diario Expansión al comunicar que  el fondo Reef Infraestructure y Valiance - controlados por la entidad alemana y la aseguradora italiana respectivamente- sos dos de los candidatos. Una operación en la que ya se han contraído "los acuerdos de confidencialidad elaborados por los asesores de la gasista" y en la que ésta no ha querido hacer comentarios.

Un interés que se suma al ya mostrado reciementemente por Galp. Y es que motivos para que le salga novios no faltan.  La venta podría superar holgadamente los 500 millones,condicionado a que se ampliara el número de instalaciones a transferir inicialmente previsto. La gasista además estudia la venta de otros activos con el objetivo de alcanzar los 3.000 millones de euros de ingresos, de los que ya se han obtenido la mitad.

Todo ello "junto a la propia generación de caja", informa el diaro, permitirá hacer frente a los pagos de la elevada deuda de 19.000 millones de euros que acumula tras la compra de Fenosa.