GM ha anunciado que destinará esta cantidad en ocho estados americanos para incrementar su producción y su cuota de mercado.

Estos planes han sido anunciados hoy en Toledo, Ohio donde GM gastará 205 millones de dólares y mantendrá 250 trabajos. La automovilística ha dicho que el resto de la inversión, que creará o salvará 4000 trabajos en 17 centros, dependiendo de los impuestos locales, por lo que será anunciado en los próximos meses.

General Motors está creciendo menos que en los dos años posteriores a la declaración de bancarrota en junio de 2009, de acuerdo con los datos de Bloomberg.

“No es bueno solo para GM, es bueno para Estados Unidos” ha afirmado el presidente ejecutivo de la compañía, Dan Akerson, dirigiéndose a los trabajadores. “Estamos comprometidos con la inversión en la infraestructura de producción de este país”.

GM ha estado gastando en fábricas desde la bancarrota. La automovilística anunció una inversión de 131 millones de dólares la semana pasada en su planta de Corvette en Kentucky. Incluyendo este proyecto, GM ha dicho que se han comprometido 3.400 millones de dólares en fábricas de Estados Unidos, desde que la protección judicial se acabara, creando o preservando 9000 puestos de trabajo.

El gasto del fabricante en nuevas plantas y en producción tienen sentido, ya que GM está creando nuevos modelos, tecnologías y preparándose para la mejora de las ventas de coches, según la información de General Motors.

General Motors sube un 0,57% y se sitúa en los 31,57 dólares.