El fabricante chino de automóviles Geely, que ha sido elegido por el grupo Ford como comprador preferente de Volvo, está trabajando para lograr créditos por un importe de al menos 1.000 millones de dólares (666 millones de euros al cambio actual) para financiar parte de su oferta de 1.800 millones de dólares (1.200 millones de euros) por la compañía sueca, según informaron hoy fuentes cercanas a la operación.