Gas Natural Fenosa obtuvo durante el primer semestre del año un beneficio neto de 767 millones de euros, un 6,7% menos respecto al resultado de hace un año al contar con una menor aportación de plusvalías por venta de activos.

Ajustando las plusvalías/minusvalías de las desinversiones de activos realizadas tanto en el primer semestre de 2012 como en el primer semestre de 2011, el beneficio neto crecería en un 24,3%. Dicho crecimiento se fundamenta en la positiva evolución del EBITDA en un contexto macroeconómico exigente y en la disciplina financiera reflejada en la progresiva normalización del ratio de endeudamiento y disminución del gasto financiero.

El importe neto de la cifra de negocios hasta el 30 de junio de 2012 asciende a 12.439 millones y registra un aumento del 21,9% respecto al del mismo período del año anterior, principalmente por el crecimiento de la actividad mayorista en su  conjunto de gas tanto en el apartado de Aprovisionamiento y comercialización como de UF Gas.

El EBITDA consolidado del período alcanza los 2.559 millones y aumenta un 7,3% respecto al del mismo período del año anterior, apoyado en la diversificación y contribución creciente del ámbito internacional y en el equilibrio aportado por el perfil de negocio de Gas Natural permitiendo neutralizar el comportamiento de los negocios en España afectado por las desinversiones realizadas en 2011 y los impactos estimados por el Real Decreto-ley 13/2012.

El 18,2% de los accionistas de Gas Natural han decidido cobrar el dividendo en acciones, suscribiendo el scrip dividend. Las nuevas acciones cotizan ya desde el 29 de junio de 2012.