Gas Natural Fenosa obtuvo un beneficio neto de 407 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un aumento del 5,2% respecto a igual periodo de 2011.

Estas cifras superan las expectativas del mercado, que esperaban un beneficio neto de 397 millones de euros. 

Gas Natural Fenosa destacó que ha conseguido este resultado en un contexto de debilidad de la demanda energética en España y de un endurecimiento general de los mercados.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la compañía energética ascendió a 1.300 millones de euros en el primer trimestre, un 0,3% más, apoyado en la excelencia operativa y el equilibrio aportado por el perfil de negocio de la compañía permitiendo neutralizar el efecto de las desinversiones de 2011 y los impactos estimados por el Real Decreto-ley 13/2012.

Homogeneizando por las desinversiones realizadas durante 2011 y 2012, el Ebitda crecería un 3%.

El importe neto de la cifra de negocios de Gas Natural Fenosa creció un 21,1%, hasta alcanzar los 6.489 millones de euros.