El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, y otros cinco consejeros de la eléctrica declaran haber reinvertido el dividendo en la compra de acciones de la compañía, según consta en la CNMV.

En concreto, Galán compró con la retribución 69.863 títulos de la eléctrica, entre directos e indirectos, cuyo valor,  asciende a casi 390.000 euros.