El PIB se redujo un 0,3% en el primer trimestre de 2012. Este resultado, aunque negativo, ha sido mejor de lo esperado.

La caída de la demanda nacional ha sido sensiblemente inferior a la registrada el cuarto trimestre de 2011, en buena parte debido a la estabilización de consumo de los hogares, cuyo comportamiento ha sido mejor de lo previsto -el consenso de las previsiones contenidas en el anterior Panel apuntaba a una caída del 0,6% para esta variable, en línea con los negativos resultados presentados por los indicadores de consumo del primer trimestre del ejercicio-. La aportación del sector exterior, por su parte, volvió a ser positiva, aunque inferior a la del trimestre anterior.

Pese al resultado mejor de lo esperado en el primer trimestre, la previsión de consenso para el conjunto de 2012 se mantiene en el -1,7%, porque ha empeorado el perfil trimestral previsto para la segunda mitad del año, para la que se esperan caídas de la actividad más intensas que en el panel anterior. La previsión para 2013 se ha recortado cuatro décimas, hasta -0,6%. La revisión resulta de una mayor caída en los  componentes de la demanda nacional, cuya aportación al crecimiento del PIB se ha recortado cuatro décimas, hasta -2,4 puntos porcentuales. La aportación esperada del sector exterior se mantiene en 1,8 pp.

La tasa de inflación interrumpió en abril la tendencia descendente que mantiene desde hace un año, debido al aumento del precio del tabaco y de la electricidad, aunque en mayo ha vuelto a bajar. En los primeros cinco meses del año se ha movido en torno al 2%. La previsión de consenso para la tasa media de 2012 se ha elevado una décima, hasta el 1,9%, y la correspondiente a 2013 se ha rebajado en la misma cuantía, hasta el 1,5%. Las tasas interanuales para diciembre de este año y del próximo se sitúan en el 1,9% y el 1,5% respectivamente.

El empleo en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo volvió a caer en el primer trimestre de este año, aunque a un ritmo algo inferior al trimestre anterior, un 1,3%. En cualquier caso, las pérdidas de empleo en el último trimestre de 2011 y primero de 2012 han sido las más intensas desde la recesión de la primera mitad de 2009. La previsión de consenso para la variación del empleo este año y el próximo se ha vuelto más negativa, hasta un -3,5% y un -1,7%. Lo mismo ha sucedido con la previsión para la tasa de desempleo, que se eleva hasta el 24,2% y el 25% respectivamente.

La previsión de consenso para el déficit de las AA.PP. en 2012 ha empeorado una décima con respecto a la anterior encuesta, y ahora se sitúa en el 5,9% del PIB. La previsión para 2013 también se ha revisado al alza, hasta el 3,7% del PIB.


PUEDE CONSULTAR EL INFORME COMPLETO DE FUNCAS EN EL ARCHIVO ADJUNTO MÁS ABAJO