El grupo asegurador Fortis volvió a contabilizar beneficios en 2009 y reanudó el pago de dividendos. Además ha anuciado que cambiará su nombre por Ageas,  un año después de su dramática desarticulación. Fortis ha anunciado así que obtuvo 1.192 millones de euros en 2009, desde la pérdida de 28.000 millones de euros del año precedente.
El grupo de servicios financieros, que fue desarticulado para transformarse en únicamente una aseguradora después de una intervención del Estado, no dio proyecciones específicas, pero el presidente ejecutivo Bart De Smet dijo: "En el 2009 y hasta hoy el ambiente del mercado se mantiene impredecible y desafiante".

De Smet dijo en un comunicado que Fortis había reducido su exposición en bonos griegos e italianos, una fuente de preocupación para los inversores en los últimos meses, a 3.500 millones de euros en el caso de Grecia desde cerca de 5.000 millones de finales del 2008.

El negocio de seguros de Fortis registró un beneficio de 456 millones de euros, desde 6.000 millones de euros en 2008, de los cuales 366 millones de euros provinieron de su filial belga AG Insurance y 90 millones de sus actividades internacionales en seguros.

La cifra se compara con el promedio de 383 millones de euros, y 91 millones de euros en un sondeo de Reuters.

Los seguros de vida se beneficiaron de una recuperación general del mercado, mientras que las ganancias en seguros de no vida bajaron a menos de la mitad por mayores indemnizaciones a propietarios de viviendas y automóviles en Bélgica, y por mayores reclamaciones por lesiones en Reino Unido.