El principal indicador de la bolsa española, el Ibex-35, podría alcanzar el próximo año los 17.900 puntos con una revalorización del 16,6%, según el informe de perspectivas de inversión publicado por Fortis Bank. Según esta firma la positiva evolución de la bolsa española no constituye una "burbuja especulativa" sino que viene respaldada por la brillante trayectoria de los beneficios empresariales. Además esperan que durante 2008 se producirá un cambio de tendencia y una cierta recuperación a finales de año que se consolidará ya en 2009.
Aunque el Ibex es caro frente a otros índices, como el Eurostoxx, y es más sensible a los elevados costes financieros, el análisis por sectores, particularmente banca y construcción, permite a Fortis apuntar un nivel objetivo del Ibex en 2008 de 17.900 puntos, lo que implica un revalorización del 16,6%. Ello implica valorar el selectivo español partiendo de criterios objetivos de los valores que, como es el caso de bancos y constructoras, cotizan con los descuentos más elevados. Por lo que respecta a movimientos corporativos, regulados ya por la recientemente aprobada ley de opas, los analistas de Fortis apuestan por operaciones dentro del sector eléctrico, protagonizadas por Unión Fenosa y Gas Natural, por un lado, y Enagás y Red Eléctrica, por otro. En cuanto a las perspectivas macroeconómicas, los analistas de Fortis prevén que España crecerá en 2008, pese a la evidente desaceleración de la economía, un 2,9%, muy por encima del 2% de crecimiento estimado para la Eurozona y Estados Unidos, La economía española perderá dinamismo en 2008 pero mantendrá niveles de crecimiento superiores a los de los países de su entorno ya que, aunque se produjeran nuevas subidas de los tipos de interés, tanto el mercado como el Euribor a 12 meses las han descontado ya. En cuanto a la construcción y el empleo, los dos factores a priori más frágiles para la economía española, los analistas de Fortis se han mostrado moderadamente optimistas. La disminución del peso del sector de la construcción en el PIB pasará a ser del 2,4% en 2008 frente al 3,3% estimado para 2007, pero lo compensará el comportamiento de la construcción no residencial, sobre todo obra pública. El descenso en la creación de empleo, que Fortis estima que pasará desde el 3% este año al 2,5% en 2008, no es preocupante para el banco de inversiones, ya que la destrucción de empleo no se produciría hasta que el PIB español registrara tasas de crecimiento inferiores al 2%.