Ford consideró hoy "sorprendente" la decisión de los trabajadores de la factoría de Almussafes (Valencia) de rechazar en el referéndum celebrado ayer la propuesta de convenio colectivo presentada la pasada semana por la dirección, y que fue aprobada por el comité de empresa con los votos de UGT, al tiempo que anunció que retirará esa oferta y "queda a la espera de conocer la decisión que el comité de empresa pueda tomar". La compañía señaló en un comunicado que "en el entorno actual de la industria del automóvil", resulta "sorprendente" que los trabajadores de la planta rechacen "una oferta que representa una apuesta de continuidad para la factoría y su gente", al proponer una duración de cinco años, e incluye "aspectos de mantenimiento del poder adquisitivo, rejuvenecimiento de plantilla y estabilidad", dado que contempla el incremento salarial según el IPC previsto, con cláusula de revisión, y un plan de jubilaciones con relevo.