Ferrovial, a través de su filial Cadagua, se ha adjudicado la construcción y posterior operación de una planta desaladora en Chipre por un importe de 27,5 millones de euros, según datos de la compañía. Con este proyecto, Cadagua refuerza su presencia en Chipre, dado que ya suma cinco contratos de gestión de agua en el país.