Ferrovial está interesada en entrar en la privatización de los principales aeropuertos de Brasil, proceso que el país que acogerá los Juegos Olímpicos de 2016 previsiblemente abordará el próximo año y que incluye el aeródromo internacional de Sao Paulo y el de Río de Janeiro, entre otros activos, anunció hoy el próximo consejero delegado del grupo, Iñigo Meirás. La compañía controlada por la familia Del Pino permanece además atenta a la próxima cesión a manos privadas de la Aena portuguesa. La operación, esperada asimismo para 2010, incluye la construcción del nuevo aeródromo de Lisboa.