El grupo constructor y de servicios FCC registró en el primer semestre del año un beneficio neto atribuible de 201,8 millones de euros, lo que supone un descenso del 59%, debido a la desaparición de los resultados provenientes de la venta de parte de su participación en la inmobiliaria Realia. Las cuentas remitidas por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) muestran un importe neto de la cifra de negocio de 7.047,5 millones de euros, el 6,6% menos, en tanto que el beneficio bruto de explotación o Ebitda aumentó el 1,9%, hasta 963 millones.
El grupo presenta también datos proforma, en los que se elimina el efecto positivo derivado de la venta de parte de Realia y se ajusta la aportación de la inmobiliaria a la cuenta de resultados, de tal forma que el beneficio neto sólo caería el 24,6%, mientras que la facturación subiría el 2,3 y el Ebitda descendería el 12,5%.