Exelon, el mayor operador de centrales nucleares de EE.UU., acordó la compra de Constellation Energy Group.

La adquisición se ha acordado por alrededor de 7,9 billones en acciones, añadiendo las participaciones en cinco reactores y convirtiéndose en el mayor comerciante de electricidad de Estados Unidos.

Los accionistas de Constellation recibirán 0,93 acciones de Exelon por cada una de sus acciones, explicó la compañía hoy en un comunicado conjunto. Los precios de las acciones al cierre de ayer se situaron en 38,59 dólares la acción, una prima del 12,5%, según datos ofrecidos por Bloomberg.

Si se concreta, será la mayor transacción de Exelon, que ya había intentado sin éxito, en otras tres ocasiones desde 2003, la compra de otras compañías. Por su parte, Constellation Energy ha sido el blanco de dos ofertas fallidas. Como una venta de 14.8 billones de dólares de Constellation a NextEra Energy que se derrumbó en 2005.

"Exelon ha tomado la posición de la mayoría en los últimos diez años, que creíamos en una mayor consolidación", declaró hoy John W. Rome, presidente ejecutivo de Exelon. "Esta fusión reúne todas esas pruebas”, refiriéndose a la obtención de ganancias, el mantenimiento del grado de inversión y las inversiones ecológicas. “Se trata de un proceso ganador para ambas compañías", añadió.

Será el actual presidente de Exelon, Christopher Crane, quien se convertirá en CEO de la compañía tras la fusión.

A las 19.11 hora española, la cotización de Exelon sube en torno al 0,14% hasta 41,55 dólares. En su caso, Constellation Energy se revaloriza un 4,08% escalando hasta los 35,70 billetes verdes.