La comunicación por parte de las Autoridades Monetarias Chinas sobre la flexibilización de su moneda, en nuestra opinión y con los datos que manejamos hoy, tendrá un alcance limitado, tanto en los efectos que pueda producir en los mercados de divisas como en otros mercados correlacionados como el de materias primas.
Las razones para esta postura serian:


1. La medida en sí misma, que únicamente apunta a un movimiento máximo diario de la moneda en la banda de un (+) (-) 0.5%. El tiempo dirá si ello es suficiente para una apreciación real y estable del Yuang, que es lo que todos los países esperan como punto de partida para un mayor equilibrio mundial, donde los productos chinos ya no resulten tan baratos, y que a su vez hagan más competitivas las importaciones chinas, dando a su población la oportunidad de generar una demanda interna de bienes extranjeros con efectos muy positivos en los países que producen esos bienes y servicios.

2. Pasado la reunión del G-20, veremos cuanto de estrategia política ha tenido esta medida y cuanto de rigor en términos de política monetaria. La apreciación de la moneda, de ser real, debiera conducir a la económica china a un enfriamiento de su crecimiento, evitando presiones inflacionistas y encaminadas hacia un reequilibrio de su balanza comercial.


En este escenario lleno de claro obscuros, el principal afectado seria el dólar americano, que es la principal divisa que las autoridades asiáticas utilizan, vía compras, para mantener “artificialmente” barata su moneda.  En la última semana, el comportamiento relativo del US$ en relación con el EUR, la libra o el Franco Suizo, ha sido bajista, sin duda influenciado por este nuevo elemento de análisis. Pero que este efecto cortoplacista se consolide en la cotización de las principales divisas mundiales depende más de que Beijing demuestre con hechos una voluntad real de revalorización de su moneda, que de este anuncio inicial cuyo alcance todavía está en entredicho.

En el medio plazo, las principales beneficiarias de la apreciacion del Yuang serian todas aquellas economias del area asiatica con mayor exposicion a la demanda de China, en otras palabras, aquellos paises que pueden ver incrementandas sus exportaciones al gigante asiatico como resultado del mayor poder adquisitivo de la moneda por parte de los ciudadanos y empresas chinas. Japon (yen), Singapur (dolar singapur), Hong Kong (dolar) tendrían un comportamiento frente a las monedas europeas o el billete verde mejor en terminos relativos.

En el corto plazo vemos el CFD del par EUR/Dólar alcista, con una figura de vuelta el dia 20/06. El stop de venta se situaría en 1.2165 y el objetivo de precios en 1.2668. Recordemos que CMC Markets permite un apalancamiento de 200 veces en este par de divisas, por lo que el control de riesgos a través de ordenes stops es un elemento fundamental.