Sin ánimos. Así arranca la sesión bursátil al otro lado del Atlántico que no escapa a los temores sobre un posible efecto contagio de Grecia a otras economías y que han amedrentado a los inversores europeos. Un día en el que tanto los resultados empresariales como macroeconómicos centrará la atención, el Dow Jones cede un 1,20% hasta situarse en los 10.997 puntos, el tecnológico Nasdaq desciende un 1,74% hasta colocarse en los 2.422 puntos mientras el S&P500 pierde un 1,23% hasta los 1.187 puntos. En el mercado de materias primas, el barril de crudo cotiza en el entorno de los 88 dólares mientras en el mercado de divisas, el euro-dólar se cambia por 1,3057 unidades.

Europa no ve más que nubes negras por sus economías… y Wall Street se contagia. Hasta el otro lado del Atlántico llegan también los malos humos que se respiran hoy en el mercado europeo ante el temor que sigue suscitando la deuda griega y el posible contagio que pueda tener en otras economías como la portuguesa, incluso, la española. Pero ante un escenario en el que las agencias de calificación crediticia no dejan de echar leña al fuego para que la desconfianza siga candente, en Estados Unidos deben centrar su atención hacia la reforma del sistema financiero. Y es que será hoy cuando el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pida apoyo y consejo a los principales directivos del país ante el Consejo para llevar a acabo la reforma que necesita el sector bancario así como para la recuperación del empleo.

Pero las referencias macroeconómicas no acaban aquí, hoy el mercado norteamericano vuelve a recibir buenas noticias que acerquen un poco más una recuperación económica sólida. Esta vez el granito de arena lo pone la venta de vehículos en Estados Unidos donde se ha conocido un incremento en el mes de abril. Sin embargo, el Jarrín de agua fría lo arroja el índice de ventas de las cadenas minoristas de Redbook Research que informó de un descenso del 2,2% durante abril, comparadas con marzo.

En el ámbito empresarial, son las compañías ligadas a la salud las grandes protagonistas. Y es que dos de las grandes del sector rinden cuentas al mercado. Así Merck redujo un 77% sus beneficios en el durante los tres primeros meses del año frente al registrado en el mismo periodo del año anterior y después de que la farmacéutica asumiera varios cargos contables. Sin embargo, estos resultados no parecen ser mal vistos por el mercado hoy que premia a Merck con una subida del 2,38%.

Números verdes también para Pfizer, gana un 2,75%, después de anunciar que redujo un 26% sus ganancias durante el primer trimestre, frente al mismo periodo de un año antes por cargos de reestructuración. Y es que las cifras superaron las estimaciones del consenso del mercado que premia el aumento de las ventas de sus principales fármacos.

Más resultados empresariales, los que llegan de la mano de CVS Caremark que al presentar una ganancia neta de 771 millones de dólares, un incremento del 4,5% frente al beneficio de 738 millones de dólares, hoy cotiza con pérdidas del 0,73%.

Baker Hughes registró durante el primer trimestre una ganancia neta de 129 millones de dólares, un descenso del 34% frente al beneficio de 195 millones de dólares del mismo período del año anterior. Unas cuentas que no han convencido a los inversores que hoy penalizan a la compañía con descensos superiores al 4%. Más de un 5% ceden los títulos de Emerson Electric tras anunciar que durante el segundo trimestre de su año fiscal obtuvo un beneficio de 405 millones de dólares, un incremento del 8,6% frente al beneficio de 373 millones de dólares.