Las plazas americanas se tiñen de rojo. Europa, y empieza a ser algo más frecuente de lo normal, sigue arrastrando a los índices americanos. La desconfianza sigue marcando las sesiones y es que los spreads de la deuda europea esta lastrando los principales índices ya no sólo europeos, sino también en el otro lado del Atlántico. Con todo esto el DJ se está dejando en torno al 2.20%, el Nasdaq tecnológico recorta un 2.80% mientras que el S&P500 retrocede un 2.7%. En cunato al mercado de materias primas el euro cotiza en los 1.22 dólares.
Wall Street sigue preocupado por la situación en Europa. Al menos eso se desprende del signo negativo de la apertura de los principales indicadores del otro lado del Atlántico. Las dudas sobre los mercados europeos, aseguran los expertos, pesan cada vez más en el índice americano y a la espera de algunos datos macro que puedan revertir la situación. Las pérdidas se aceleran con los ojos puestos en el viejo continente y en las presiones de los mercados asiáticos el día que se conoce que el precio de las viviendas de segunda mano ha subido en tasa interanual un 2% además de índice Case-Shiller, que marca el precio de la vivienda.
 
El precio del petróleo baja por encima del 3% hasta situarse en el entorno de los 67 dólares, mientras que las principales empresas del sector como Chevron y Exxon Mobil sufren caídas hasta el 2%.
 
El sector bancario también acusa las caídas, aunque en menor medida ya que no llegan al medio punto porcentual en el caso de Bank Of America o Citigroup. Un poco más se deja JP aunque sin llegar al punto porcentual.