La economía de la zona euro creció tan sólo un 0,1 % en el tercer trimestre de 2011, según la tercera revisión de los datos difundida hoy por Eurostat.

La oficina estadística comunitaria ha reducido las dos estimaciones anteriores, que situaban el crecimiento en el 0,2 %. Mientras, ha mantenido la cifra del 0,3 % que había dado previamente para el conjunto de la Unión Europea (UE).

La economía española , en concreto, permanecerá estancada en 2012 y el paro se mantendrá en torno al 21 % a finales de este año, aunque podría entrar en una nueva recesión si no se adoptan las medidas adecuadas, según el Informe Económico de Esade presentado hoy.

Adam Cordery, gestor del fondo del Schroder ISF Euro Corporate Bond, dice que "el que Europa crezca tan poco no sorprende, era de esperar, el problema es si China este año crece al 4%. Tendríamos un gran problema si hay un crash en los emergentes, especialmente para las compañías que basan parte de su negocio en el desarrollo de estos países".