Números rojos en el Ibex 35. A penas a escasas horas de que los resultados de test de estrés vean la luz, la renta variable española encara la última sesión de la semana con signo negativo. El Ibex 35 se deja un 0,69% hasta cotizar en los 10.230 puntos un día en el que tanto la banca como las compañías ligadas a la construcción e infraestructuras –que descuentan hoy el recorte de gasto para obra pública-lideran las pérdidas. En el mercado de divisas, el euro-dólar se cambia por 1,2882 unidades.
El parqué madrileño abrió la sesión de hoy con una caída del 0,52%, que situó al Ibex 35 en los 10.249,2 puntos, perdiendo así la cota de los 10.300 enteros que conquistó ayer, a la espera de la publicación, hoy, de las pruebas de estrés a bancos y cajas.

El selectivo se vio arrastrado en la apertura por los 'números rojos' que presentaban la mayor parte de los valores que lo componen. La mayor caída la registraba Abertis, que se dejaba un 5,34% en la apertura, seguida de Grifols (-1,07%), Gamesa (-1,04%) y Gas Natural (-1,01%).

Sólo dos valores avanzaban al inicio de la jornada bursátil: ArcelorMittal, que subía un 0,2%, y Telecinco, que ganaba un 0,16%. ACS y Repsol abrieron planos y Telefónica se dejaba un 0,51%.

En el sector bancario, todos los valores amanecieron en negativo. El Banco Popular cedía un 0,81%, Bankinter se dejaba un 0,71%, Banesto perdía un 0,69%, BBVA se anotaba un descenso del 0,37%, el Santander caía un 0,32% y el Sabadell bajaba un 0,12%.

Al igual que en Madrid, en las principales plazas europeas la jornada bursátil arrancaba en negativo. París caía un 0,50%, Londres un 0,37% y Francfort, un 0,23%.

En el mercado de divisas, el euro cedía posiciones frente al dólar y al inicio de la sesión de hoy, el cambio entre las dos monedas se fijaba en 1,2870 'billetes verdes'.