El Euro Stoxx 50 cierra el viernes con una caída del 2,1% a 2.949,65 puntos, con un fuerte descenso a última hora después de que el mercado se viera sorprendido por las acusaciones de la SEC sobre Goldman Sachs. Los bancos se hunden: Deutsche Bank -7,3%, Credit Agricole -3,5% y BNP Paribas -3,8%. "Justo cuando las cosas parecían halagüeñas y las bolsas continuaban subiendo (...) cae esta bomba", dice Angus Campbell, de Capital Spreads