las boslas europeas abren con descensos tras las caídas de Wall Street

Apertura en negativo en Europa, continuando así el proceso de consolidación iniciado hace un par de días.

Así, Fráncfort cede un 0,56%; París, un 0,46%; Londres, un 0,63%, y Milán, un 0,64%. El Euro Stoxx 50 se deja  un 0,49%.

Los descensos de la renta variable europea se producen tras el cierre con importantes caídas de Wall Street en la sesión de ayer. El Dow Jones bajó un 1,22%; el S&P 500, un 1,42% y el Nasdaq, un 1,91%.

Los temores en la bolsa americana se incrementaron después de que tanto Financial Times como CNBC informaron que la Casa Blanca rechazó una oferta de funcionarios chinos de reunirse con representantes comerciales estadounidenses esta semana, indicando la falta de progreso en asuntos estructurales como el robo de propiedad intelectual.

En teoría, la reunión estaba enfocada en sentar las bases como anticipo de la reunión a finales de mes entre el viceprimer ministro chino Liu He y el representante de Comercio de EEUU, Robert Lightizer.

No obstante, el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, desmintió posteriormente esta información, indicando que no se había previsto ninguna reunión. Kudlow sí reconoció algunas dificultades e indicó que un acuerdo definitivo depende, en gran medida, en abordar cuestiones estructurales y en verificar los compromisos que están dispuestos a asumir los chinos.

Siguiendo con el gigante asiático, China aumentará el gasto presupuestario este año para impulsar su economía, concentrándose en mayores recortes de impuestos y tarifas para pequeñas empresas; después de que el año pasado la segunda mayor economía del mundo creció a su menor ritmo desde 1990.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Responsables del Ministerio de Finanzas han señalado que el Gobierno chino podría revelar más estímulos fiscales durante la reunión parlamentaria anual en marzo, incluyendo mayores recortes de impuestos y más gastos en proyectos de infraestructura.

Con la atención en las relaciones entre EEUU y China, las principales bolsas europeas también mantienen el foco sobre el brexit.  Un miembro del gobierno de  Reino Unido afirmó ayer que  Theresa May visitará Bruselas después de la  votación del martes que viene y añadió que la primera ministra británica se opondrá a la enmienda que permite bloquear un  desacuerdo en el brexit.

Por su parte, la Canciller alemana,  Angela Merkel, comentó que quiere que Reino Unido se  “divorcie” en los mejores términos posible es para poder continuar colaborando en temas esenciales como  seguridad o comercio. Por su parte, la UE  sigue firme en su postura de negarse a renegociar el  brexit  y urge a los británicos a clarificar su postura, como así lo dejó claro el portavoz de la  Comisión Europea.

Ayer también Angela Merkel, junto al presidente francés, Emmanuel Macron, firmaron el llamado Tratado de Aquisgrán, complementario al del Elíseo de 1963, destinado a dar un nuevo impulso tanto a escala de las relaciones bilaterales como de la Unión Europea.

Mientras que en Europa la temporada de presentación de resultados va cogiendo fuerza, en Wall Street se conocerán las cuentas de Ford, Abbot Laboratories, Comcast, Lam Research, Procter & Gamble, Texas Instruments y United Technologies.

En la agenda macro del día, destaca únicamente la publicación en la eurozona de la lectura preliminar de enero del índice de confianza de los consumidores que elabora la Comisión Europea (CE) y que se espera siga descendiendo.

En la apertura de la sesión, el euro baja frente al dólar y se intercambia a 1,135 billetes verdes.

Mañana el Banco Central Europeo (BCE) celebrará en Fráncfort su primera reunión del año, con la expectación sobre señales de cara a cuándo se producirán las primeras subidas de tipos por parte del organismo, si durante 2019 o si por el contrario se termina demorando en el tiempo por la desaceleración de la economía.

En el mercado de materias primas, los precios del petróleo registran subidas. El Brent de referencia en Europa se revaloriza un 0,29%; hasta los 61,27 dólares por barril, mientras que el West Texas estadounidense avanza un 0,21%, hasta los 53,13 dólares.