Durante tres sesiones consecutivas el cruce encuentra resistencia en la zona comprendida entre la media móvil simple de 40 sesiones y 0,8820.

El catalizador del movimiento ha sido la perspectiva de inflación que contiene el “inflation report” que publica el Banco de Inglaterra. La posibilidad de que esta variable alcance el 5% debido a los efectos de segunda ronda generados por la subida de las materias primas y el IVA, adelanta la posibilidad de una política monetaria más tensionadora.

En un entorno donde el diferencial de tipos es el principal driver en los mercados de divisas y tras la relajación en el discurso de Trichet la semana pasada, el cruce no ha tardado en reaccionar a la baja.

La pérdida del mínimo de la semana situado en 0,8717 dejaría recorrido hasta 0,8651, nivel de soporte intermedio. Esta ruptura activaría señales de venta en los indicadores técnicos (MACD perdería su nivel neutral situado en 0) sugiriendo un recorrido de mayor envergadura a la baja.

EUR/GBP en gráfico diario