Entre un 35 y un 40 por ciento es la probabilidad que tiene la economía de Estados Unidos de entrar en una recesión de doble caída, señala el profesor de la Universidad de Nueva York Nouriel Roubini.


La economía norteamericana sigue dando señales de debilidad, de hecho, durante el segundo trimestre Estados Unidos creció un 1,7%, “lo que hará que en el segundo semestre del año todo sea mucho más débil”, destaca  el profesor de la Universidad de Nueva York Nouriel Roubini, quien cree que para el cuarto trimestre el crecimiento podría estar en torno al 1%”.

Unas cifras que harán que el crecimiento sea mucho más bajo y que, “aunque técnicamente no sea una recesión, se sentirá como tal”, apunta el profesor, quien destaca además que la recuperación de las economías avanzadas, incluida la de EE.UU., sea anémica y en “forma de U”.

El elevado desempleo de Estados Unidos, cercano al 10%, también es clave para Roubin quien considera que está siendo una de las causas que más "afecta a los consumidores y que como es lógico limita el gasto, que representa la mayor parte de la economía". Además, "dado que el ritmo de expansión es mucho menor, no habrá suficiente creación de empleos", detalló.