España no contará con más tiempo para reducir el déficit, avisó el vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn.

 Olli Rehn ha pedido al nuevo Gobierno que cumpla los objetivos marcados por la UE por considerar que cualquier nuevo retraso agravaría la desconfianza de los mercados en la economía española.

El ministro de Hacienda español, Cristóbal Montoro, había apuntado que la UE podría revisar los objetivos de déficit para España -situados en el 4,4% para 2012 y el 3 por ciento para 2013- teniendo en cuenta que la economía se contraerá en lugar de crecer como estaba previsto cuando se fijaron.

Los ministros de Economía de la eurozona han arengado al Gobierno de Mariano Rajoy que adelante la reforma laboral para combatir el "nivel inaceptablemente alto" de paro y que apruebe cuanto antes el presupuesto de 2012 con el fin de concretar los ajustes necesarios para cumplir el déficit.