El fabricante de telecomunicaciones Ericsson ha firmado sendos acuerdos con Vodafone en Portugal y Alemania por los que será el principal suministrador de tecnología IMS (IP Multimedia Sybsytems) para la integración de los servicios de fijo y móvil de la operadora en estos países. Los servicios basados en tecnología IMS permiten una comunicación a través de varios medios como voz, texto, fotos y vídeo o la combinación de todas ellas, adaptándose a las preferencias personales y a las circunstancias de cada momento. Este tipo de soluciones, según un comunicado de la multinacional sueca Ericsson, permite la introducción de la nueva generación de servicios convergentes de telecomunicaciones fijas y móviles.