Las compañías alemanas E.On y RWE desconectaron hoy sus reactores atómicos.

E.On y RWE han tomado esta decisión después de que la canciller alemana, Angela Merkel, anunciara la paralización de las siete plantas atómicas más antiguas de Alemania.

E.On desconectó Isar I, su central nuclear más antigua, durante los próximos tres meses, el periodo de la moratoria para verificar la seguridad de las centrales nucleares del país.