Se han publicado los resultados de algunas entidades financieras y empezamos a tirar cohetes de alegría, los resultados del presente ejercicio y sobre todo del 2014 serán años de beneficios y,  para ello, se basan en que el ladrillo está ya prácticamente dotado y no hay que reponer más capital. Nos olvidamos muy pronto de la situación por la que estamos atravesando y tardamos mucho en reconocer nuestras debilidades, origen a su vez de muchos de los problemas presentes, pasados y futuros. 
El primer curso de contabilidad engañosa ya indica cómo son las cosas en realidad y, si se hubiera hecho caso al autor, como indican muchos expertos, quizá no estaríamos hablando de la crisis. (Importante leerlo).

La morosidad está en el 11,23% a final de año y la correspondiente al ladrillo en un 27,50%. Estos porcentajes son una marca histórica y representan las vergüenzas del sistema financiero español, el que jugaba en la Champion League. Cuando se empezó la crisis y estábamos en porcentajes del 0,80% se decía que si llegáramos al 5 % sería el colapso financiero generalizado del sistema. Hemos llegado y superado con creces este hito y las consecuencias no han podido ser mas desastrosas. Por ello estamos en un sistema que nada se le parece al de aquellos años, las cajas han desaparecido y pocos son los bancos que han superado la criba - con ello no se quiere decir que estén sanos sino que han podido aguantar mejor con las ayudas y regalos del Estado -porque tampoco nos podíamos quedar sin sistema financiero.

Todo ello es más grave si cabe y más peligroso al no reconocer que la morosidad no ha tocado techo- La contabilidad imaginativa y la anuencia del BdE y de los sucesivos gobiernos decretando políticas de apoyo a la situación como hechos consumados hace que estos porcentajes puedan aun elevarse algo más y, por ello, las campanas no pueden echarse al vuelo, porque primero hay que cerrar bien la herida de la situación y no engañarnos más , ya que nuestra credibilidad esta por los suelos y recobrarla no es cosa de días, piano….. piano.

Estamos atrapados en las mentiras que nos ha contado la banca y los perjudicados por ellas están ahí en la calle sin ahorros ¿Quién va a pagar? ¿Por qué para la banca son beneficios y para los ciudadanos son perdidas? ¿Cómo se pueden declarar beneficios si está pendiente de solución este inmenso lodazal de mentiras? .-Los trucos contables de la situación que se aplican en las valoraciones de activos, con el mirar hacia otro lado de BdE y el papel mojado de las auditorias,  son un conjunto de estrategias permisivo con los manejos del poder, económico se entiende.

Solucióname tu este problema de las preferentes, y yo te compro deuda pública- Mientras el mercado no reaccione, regálame un Banco de Valencia que yo pago algo de las preferentes¿Se imaginan estas conversaciones?Ponme a mi abogado en el Constitucional que yo digo que doy dinero para los emprendedores, solucióname el indulto de Sáez que yo te lo compensare, ¿en manos de quién estamos?

Recientemente a Islandia se le dio la razón en los tribunales, ratificando su medida de que no debería de pagar a los depositantes extranjeros por la quiebra de los bancos islandeses. Sin entrar en comparaciones “volumétricas” podríamos decir, que es una medida con sentido común:  si tu colocas tu dinero en un banco y este quiebra has perdido el dinero, al igual que un accionista del Banco Popular por ejemplo, si sus acciones bajan te quedas sin nada, porque los depositantes tienen que cobrar, estamos en un libre mercado y la confianza se gana con buena gestión, ¿por qué debemos sorprendernos de estas cosas ¿, por que se presentan Botín y compañía como salvadores del país cuando han sido los beneficiarios de la situación y lo siguen siendo.

Las instituciones europeas nos instan a reformar la situación porque no nos creen. Está claro que no deberíamos volver a las normas de la banca del 1300 “taula de carvis “, pero se indica que quien no lee la historia está obligado a repetirla.

Por esta situación no hay crédito a la inversión y si eso no existe, no puede haber recuperación de ninguna de las maneras. Y nos preguntamos: si no hay inversión y la morosidad esta por las nubes ¿dónde está el negocio de la banca? En tomar dinero al 0,75% del BCE y colocarlo en la deuda pública al 4%, es un bucle que no contribuye a la recuperación por qué no hay dinero para la inversión y las empresas autónomos y pymes están no pueden sobrevivir.

Rafael Montava Molina
Consultor Financiero Empresarial
www.rafaelmontava.com