Quien entienda el funcionamiento del yen, entenderá cómo evoluciona el resto de divisas, la renta variable y los bonos. Miguel Ángel Rodríguez, analista asociado a XTB analiza la situación y perspectivas del Yen y su influencia en los mercados. 


Lo que siempre cuenta Miguel Ángel Rodríguez, analista asociado de XTB cuando estoy ante una audiencia es que, después de haber trabajado durante tanto tiempo en una institución, me sorprende cómo hay tanto interés en un mercado que es tan complejo, como el de divisas. Soy un defensor de la posición fundamental, basada en datos de la economía, reconoce en su ponencia del Trading Room

El principal motor es la economía. Las grandes decisiones que se toman en los mercados financieros - bancos centrales y grandes entidades – son tomadas desde un punto de vista fundamental, macroeconómico. Ahí vemos la tendencia e incluso para hacer el trading es importante saber identificar dónde están las grandes fuerzas/poderes del mercado y hacia dónde irán. Es más fácil hacer trading cuando tienes una idea global de lo que está pasando en el mercado.

Hay que saber quién está moviendo el mercado y por qué. El Yen ha mandado, ha dirigido y ha sido motor del mercado de divisas hasta hace casi un año. Quien entendiera el yen, tenía un indicio muy importante de lo que podía pasar no sólo en el resto de pares sino en renta variable, bonos… Pero ¿cuál es el proceso de acercamiento de estos datos? No hace falta ser Doctor en Harvard para entender esto. El componente psicológico es muy importante y cualquier se peude acercar al trading fundamental.

La evolución del yen sólo ha sido guiada por expectativas. Cuando se implementaron las políticas monetarias expansivas del BoJ el yen ya se había debilitado en gran medida. Sólo porque Abe comenzó con una política muy agresiva que pretendía eliminar la deflación en Japón. Quería crear inflación con un objetivo del 2% y en su campaña política lo subió hasta los niveles cercanos a lo actuales en 97.74 dólares por yen. Una vez ganó la campaña y anunciaron la política, el yen se debilitó más aun.

Entre las medidas que han tomado han sido incrementar la base monetaria. El dinero que tienen disponible los particulares. si eso sube por diferentes formas – préstamos o creación de dinero – hace que al haber más dinero en circulación, la inflación sube.

1-) Compras de bonos de largo plazo. De 87 trillones a 190 trillones. Es lo más parecido a lo que hace la FED.
2.)Programa de préstamos de estímulos de 1.3 hasta 13 trillones.

El total de liquidez que el BoJ ha metido en el mercado pasa de 158 a 220 y 290 trillones. Esto es Abenomics, inundar de liquidez al mercado.

¿Cómo afecta esto en la divisa? A tipos de interés más altos, divisa más alta y al contrario. El dólar yen cayó junto a la rentabilidad del mercado nipón. Sin embargo, el precio de los bonos cayeron ¿Por qué? Efecto no deseado. Cuando se incrementa la volatilidad del bono japonés incide en el VAR, medida que tiene todos los bancos para medir el riesgo, y si ésta sube, los bancos japoneses pueden tener menos bonos en cartera, con lo que se pone en peligro el sistema financiero japonés, política que en principio se hizo para estimular la economía. Ahí es cuando empieza el Banco de Japón a plantearse qué es lo que han hecho mal.

Escenario
EEUU parte de una inflación del 2% y está metiendo liquidez en el sistema para fomentar el crecimiento. En Japón se enfrentan a unas tasas de crecimiento negativas. En esa, el movimiento del yen – que era bajista – se frenó.
En ese momento el Nikkei se hunde, pero ha tocado fondo porque el ministerio de economía ha reconocido el exceso. Lo que es cierto es que ellos seguirán con su política monetaria ultraexpansiva. Cuando comenzó a haber dudas sobre la bondad de lo que hizo el Banco de Japón cayó el par a niveles de 94 y lo que parecía una tendencia muy clara, no ha cambiado pero se ha aminorado y el ritmo de crecimiento será más lento.

Correlaciones

Conociendo esto, tenemos muy claro lo que pueden hacer otras divisas. Para hacer trading en divisas hay que saber dónde tienen puesto el foco los grandes , era en el yen evidentemente. Ahí hay que mirarlo frente al dólar y el euro. Al debilitarse el yen, las divisas que competían con él, perdían competitividad. Corea, Taiwan o Indonesia decidieron intervenir en el mercado comprando dólares y vendiendo su divisa, para que fuera más competitiva.

Otras razones tenían que ver con desinversiones de bancos extranjeros que, con la situación que tenían que tener de capital, repatriaban su moneda.  A todo esto se le ha unido la famosa comparecencia de Bernanke en la que dijo que empezaría a retirar estímulos. Vamos a ser muy dependientes de cifras, sobre todo de empleo. Y además, la situación en China, en la que hay mucha incertidumbre.

En EEUU empezarán antes de lo que muchos piensan los estímulos y necesitamos que la volatilidad del bono a diez años se calme. Cuando el bono japonés baje su volatilidad, habrá que comprar dólares contra yen, y el par dejará de caer. El BOJ parece que hubiera tomado el relevo de la FED.

Previsiones

Dólar-yen. Después de la corrección que estamos viendo, que podría llegar a niveles de 95.5-96, lo veremos a largo plazo (1 año) en niveles cercanos a 110-111 yenes.

Euro-dólar. 1.2075 dólares. Diez figuras hacia debajo. Al que le guste el Análisis técnico tiene posibilidad de un hombro-cabeza –hombro semanal.

Euro-yen. Ligeramente alcista. Todavía tiene recorrido hacia 135. Dependerá de los ciclos de más volatilidad. Al final la tendencia es ligeramente negativa respecto al euro.

El peso chileno. Es una divisa muy relacionada con las materias primas, que seguirán cayendo, y está muy relacionada con el cobre concretamente. El dólar contra el peso chileno, lo veremos en 570-571. Hay una oportunidad de trading inmesa.