La decisión del Banco de Japón es muy relevante, va a realizar una expansión cuantitativa con el objetivo de reflactar la economía y devolver la inflación al 2% en dos años. “El esfuerzo más intenso incluso que el realizado por Europa y la Reserva Federal”, explica Roberto Ruiz Scholtes, director de estrategia de UBS Wealth Management. 

Este experto “no espera movimientos del BCE. No les hace falta bajar los tipos de interés porque están dirigiendo en el interbancario los tipos de los depósitos, no esperamos nuevos programas de refinanciación para los bancos pero estaremos pendientes a las previsiones sobre un posible deterioro de la economía mundial”. En Europa, la situación económica es de recesión hasta la vuelta del verano “por eso los mercados europeos están haciéndolo peor pero donde las condiciones económicas son favorables. Estamos en una pausa para constatar que lo de Chipre no está teniendo contagio sobre la periferia europea”.

Con las divisas, el mercado da mucha importancia a los comentarios de la FED “creemos que se hará de una forma gradual y moderada. Seguirán comprando bonos a lo largo de 2013 y creemos que el dólar seguirá estirándose hasta los 1.25-1.26 pero su entorno natural será en los 1.30 dólares”, reconoce en Radio Intereconomia.  En nuestro país, la economía sigue muy deprimida. Seguimos teniendo una economía contrayéndose a pesar de que el PIB agregado caiga menos del 2%. Es cierto que los ritmos de contracción serán imperceptibles pero la demanda seguirá a la baja porque vivimos sólo del sector exterior, la demanda interna sólo llegará a principios de 2015.

Hoy de nuevo subasta de deuda. “No vemos ningún signo de pánico, el Tesoro sigue emitiendo deuda y es probable que se pueda evitar la asistencia financiera con lo que no vemos ninguna dificultad. Esto tardará mucho en contagiarse a la economía real porque el volumen de crédito seguirá contrayéndose”, concluye.