El Tesoro ha vuelto a cerrar con éxito una emisión al colocar más deuda de la prevista, hasta 3.880 millones de euros (cuando esperaba captar hasta 3.500 millones) en bonos y obligaciones y tras haber cubierto el 100% de las necesidades de financiación de este año.


En concreto, el Tesoro ha colocado 1.712 millones en bonos con cupón del 3,75% y vencimiento a 31 octubre 2015, con una demanda que ha superado en 2,1 veces lo ofrecido por el Tesoro (2,8 veces en la anterior ocasión). El interés medio se ha mantenido prácticamente, pasando del 3,660% registrado a principios de mes, al 3,617% actual.

El organismo dependiente del Ministerio de Economía también ha emitido 645 millones en obligaciones a cinco años con cupón del 5,50%. En este caso, la demanda ha superado en 2,6 veces lo colocado (2,5 veces en la anterior ocasión) y el interés medio se ha moderado ligeramente al pasar del 4,766% al 4,477%.

Finalmente, el Tesoro ha colocado 1.523 millones en obligaciones con cupón 5,50% y vida hasta el 30 abril 2021. La demanda de este papel ha superado en 1,8 veces la oferta (2,2 veces en la anterior ocasión), mientras que el interés medio ha bajado al 5,517% desde el 5,545% anterior.

El Tesoro ha cubierto ya las necesidades de financiación de este año, pero sigue saliendo al mercado "porque teme que pueda salirle más caro emitir más tarde", justifica Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG. Además, "con las emisiones de esta semana, el Tesoro tiene un colchón de unos 30.000 millones de euros, suficientes para cubrir los vencimientos de enero, febrero y marzo. Parece que su estrategia pasa por cubrirse ahora entre el 10-15% de las necesidades de los siguientes 3 meses", dice el experto. En este sentido, el Gobierno ha asegurado que realizará todas las subastas pendientes en 2012 para atender sus compromisos con los inversores e iniciar la prefinanciación de 2013.