El Tesoro español ha logrado captar 3.950 millones de euros en su subasta de obligaciones con vencimiento a 2019 y 2020, muy cerca de los 4.000 millones que tenía fijados como máximo. España ha salido airosa de esta subasta, ya que ha podido rebajar el interés ofrecido a los inversores respecto a la anterior colocación y el ratio de cobertura ha alcanzado el 2.

El Tesoro español ha logrado colocar prácticamente el máximo de deuda que tenía previsto en la subasta realizada hoy. En ella se han puesto a la venta obligaciones con vencimiento a 30 de julio de 2019 con un cupón de 4,60%, vencimiento a 30 de abril de 2020 con un cupón del 4%%, y vencimiento a 31 de octubre de 2020 con un cupón del 4,85%.

En concreto, en deuda con vencimiento 2019, ha vendido 1.022 millones a un tipo marginal del 4,998% y un ratio de cobertura de 2,2. En papel con vencimiento en abril 2020, ha colocado 1.396 millones, a un interés del 5,05% y una cobertura de 2, mientras que a vencimiento en octubre 2020 ha emitido 1.532 millones, con una cobertura de 2 y un marginal del 5,194%.

Esta ha sido la segunda emisión a largo plazo tras la crisis sufrida a lo largo del mes de agosto en los mercados financieros y con la prima de riesgo del bono español a 10 años disparada en los 350 puntos básicos.

El pasado 1 de septiembre el Tesoro colocó una subasta de bonos a cinco años gracias a la intervención del BCE para rebajar la presión sobre las deudas públicas de Italia y España.

Los técnicos de Hacienda (Gestha) estiman que la reducción de la rentabilidad con la que se ha saldado la emisión de obligaciones de hoy permitirá un ahorro anual de unos 33,23 millones de euros. En un comunicado, el colectivo precisa que en el caso de la emisión de obligaciones con vencimiento el 31 de julio de 2019, el tipo marginal se ha reducido en un 0,927 puntos básicos respecto a la subasta anterior, al pasar del 5,896% al 4,969%, lo que supone un ahorro al año de 9,46 millones de euros.

Recordemos que hace tan sólo dos días Italia pagó un interés récord (5,6%) por colocar sus bonos a 5 años.