El Tesoro Público ha colocado 2.245 millones de euros, cerca del rango más bajo de las previsiones de emisión, que eran de entre 2.000 y 3.000 millones, aunque los tipos marginales se han reducido prácticamente a la mitad respecto a la anterior subasta, según datos del organismo adscrito al Ministerio de Economía y Hacienda.