El Tesoro Público adjudicó hoy 4.500 millones de euros en letras a un año con una rentabilidad del 0,858%, lo que supone un descenso del interés ofrecido respecto a subastas anteriores, según datos del Banco de España. En concreto, la rentabilidad del 0,858% ofrecida en esta ocasión es inferior al 0,953% de la última subasta y el importe adjudicado, 4.500 millones, es prácticamente la mitad de los 8.305 millones solicitados por los inversores.  Además, el importe adjudicado se encuentra dentro del objetivo fijado por el Tesoro, pero en el mínimo establecido por el organismo (de 4.500 a 5.500 millones de euros).