Las compañías privadas de EEUU destruyeron 532.000 puestos de trabajo en mayo, frente a los 545.000 despidos registrados en abril, cuya cifra ha sido revisada al alza desde los 491.000 despidos anunciados anteriormente, según informó la consultora ADP.
"La destrucción mensual de empleo media en los dos últimos meses fue de 539.000 puestos de trabajo, lo que supone una notable mejora respecto al primer triemestre, cuando la media fue de 691.000 empleos", señaló la consultora en su informe mensual de empleo.

No obstante, ADP reconoció que pese a la aparición de síntomas de estabilización de la actividad el empleo probablemente seguirá experimentando descensos durante los próximos meses, aunque posiblemente a menor ritmo que en el último semestre.