El supervisor de la electricidad y el gas del Reino Unido, Ofgem, ha anunciado que ha iniciado una investigación sobre Scottish Power, filial de Iberdrola, y Scottish and Southern Energy (SEE) por posible posición dominante en el mercado de la generación eléctrica. El supervisor, que actúa de forma conjunta con el regulador del sector, señala que ha comenzado la investigación tras recibir una queja formal y varias peticiones informales. La posible posición dominante de estas dos compañías está vinculada a la limitada capacidad de la red de transporte.
SSE indicó que todavía no ha recibido ninguna acusación específica, pero se mostró confiada en demostrar que siempre ha actuado de acuerdo a las reglas del libre mercado. Asimismo, la eléctrica indica que colaborará en todo lo necesario con el supervisor. Esta investigación es completamente diferente a la que Ofgem inició el pasado 21 de febrero para estudiar el mercado de la comercialización de energía.