El alto nivel de radiación en el agua que inunda el sótano del edificio que alberga al reactor número 2 de la central nuclear de Fukushima pudo ser causado por el derretimiento de barras de combustible.

Así lo ha reconocido en las últimas horas el secretario jefe del gabinete de Japón, Yukio Edano.

La radiación parece provenir de barras de combustible que se derritieron temporalmente y entraron en contacto con el agua usada para enfriar al reactor, dijo Edano en una rueda de prensa. El vapor podría haberse condensado (...) transportando agua desde el interior del recipiente de contención, agregó.