La compañía portuguesa Galp Energía obtuvo un beneficio neto de 191 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa una mejora del 94,9% respecto al mismo periodo de 2010.

Galp se vio beneficiada especialmente por los altos precios del petróleo, que compensaron el retroceso del consumo en España, informó la empresa.

Las ventas de la petrolera alcanzon los 3.796 millones de euros, un 15,4% más, a pesar de que su producción disminuyó un 24%, mientras que la situación económica de España y Portugal afectó negativamente a la comercialización de hidrocarburos, lo que redujo un 12% las ventas a clientes directos.

La demanda de gasolina disminuyó un 7% interanual y un 4% la de diesel, mientras que la de combustible para aviones aumentó un 7%.

Para vanagloria de la compañía lusa, el precio del petróleo podría no haber tocado techo. José Luis Cava, analista técnico independiente, comenta que “el precio del petróleo seguirá subiendo, probablemente hasta los 150 dólares en el caso del Brent2.