El petróleo retrocedía el lunes a menos de 68 dólares el barril, cediendo las ganancias previas y siguiendo la baja de las acciones estadounidenses debido a que expectativas desfavorables de algunas compañías volvían más cauteloso al mercado. Las acciones europeas retrocedían tras tocar su mayor nivel en más de ocho meses y las bolsas en Estados Unidos operaban con escasa variación.