El Producto Interior Bruto (PIB) italiano se contrajo un 4,9% en 2009, según las estimaciones preliminares difundidas hoy por el Instituto de Estadística italiano, lo que supone su dato más bajo desde 1971.