El dato preliminar del producto interior bruto de la zona euro del segundo trimestre que se publicará en la semana atenuarásu contracción en términos trimestrales pero sufrirá una mayor caída interanual, según las previsiones de los analistas.
"El PIB del segundo trimestre debería mostrar una contracción mucho menor que la vista en el primer trimestre, lo que debería animar al mercado respecto a un cambio de tendencia de la actividad económica", apuntan analistas de ING. "Sin embargo, indicadores adelantados como los índices de gestores de compra sugieren que la zona euro va por detrás de otras grandes economías".

Se espera que la producción industrial de junio en la zona euro registre la segunda alza mensual consecutiva y que sólo Alemania suponga un freno, de acuerdo con expertos de HSBC.

Además, el índice de precios de consumo definitivo de julio confirmaría el descenso interanual del 0,6% de la lectura adelantada, por el encarecimiento de la energía y de los productos básicos, según economistas.