La economía italiana crece en el tercer trimestre del año un 0,4% respecto al anterior trimestre, mientras que en términos interanuales el aumento fue del 1,9%. El consenso de los analistas había pronosticado un avance mensual del 0,4% y una subida interanual del 1,9%.