El desempleo en la zona euro durante el mes de julio se mantuvo estable respecto al mes anterior en el 10%.

Si bien, esto supone una rebaja de dos décimas con respecto al año anterior, según informó Eurostat.

Por su parte, en el conjunto de la Unión Europea (UE) la tasa de desempleo se situó en el 9,5%, en línea con el dato de junio y dos décimas menos que el año anterior.

La agencia estadística europea calcula que 22,711 millones de personas carecían de empleo en la UE, de los que 15,757 millones se encontraban en la zona euro, lo que supone un aumento mensual de 18.000 parados en el conjunto de la UE, pero de 61.000 en la zona euro. Respecto a julio de 2010 la cifra de desempleados entre los Veintisiete bajó en 451.000 personas y en 247.000 en la zona euro.

España registró la tasa de desempleo más alta de la eurozona (21,2%), mientras que Austria registró el menor índice de paro (3,7%).