Esta tarde el Partido Social Demócrata luso ha votado en contra del programa presentado por el Ejecutivo, que sólo ha contado con el favor de los 97 votos del Partido Socialista. Los partidos minoritarios de izquierda también han rechazado el cuarto plan de austeridad presentado por Sócrates.

Esta negación al Programa de Estabilidad y Crecimiento podría provocar la salida del Ejecutivo (de minoría socialista) justo un día antes de que los jefes de Estado y Gobierno de la Unión Europea se reúnan para dar luz verde al plan global frente a la crisis de deuda.

José Sócrates, ante la negativa del Parlamento, tiene previsto comparecer en rueda de prensa esta noche para hacer una declaración oficial, tras la reunión con el presidente de Portugal. Y es que el mandatario amenazó esta semana con dimitir en el caso de que la oposición rechazara las medidas que proponía.

El ministro de Finanzas luso, Fernando Teixeira, en la intensidad del debate, defendió las medidas como “inevitables y de una necesidad imperiosa” y explicó que negarse a aprobarlas no liberará a los portugueses de unos sacrificios "necesarios", al revés, "podría obligarlos a realizar sacrificios mayores". Asimismo señala que esa negación llevará al país “a un repunte del riesgo”.

Las medidas que se pretendían implantar incluían reducir el déficit en 2011 un 0,8% del PIB para situarlo en el 4,6%, una reducción del  2,5% en 2012 y un 1,2% para 2013.