La cotización de la onza de oro marcó récords históricos durante cuatro jornadas consecutivas. El metal preciado comenzó superando por primera vez en la historia los 1.460 dólares en el mercado de futuros de Nueva York, pasando en días posteriores por encima de los 1.464 billetes verdes hasta superar los 1.470 el 8 de abril.


En concreto, el día 7 de este mes, se establecía el precio en 1.464,8 dólares en la onza para entrega inmediata, mientras que los futuros para entrega en junio llegaban a alcanzar los 1.467 dólares por onza, una vez que Jean Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo, rebajase su discurso con la inflación.

El oro, considerado un refugio seguro en época de incertidumbre, llegó a alcanzar el día 8 los 1.474 dólares.

En cuanto a previsiones, el oro puede ganar por la preocupación de la inflación y la debilidad del dólar.

El oro, que como comentamos antes, marcó récord esta semana, puede ganar tras una debilidad del dólar, y la inflación acelerará la preocupación por estimular la demanda del metal precioso como una inversión alternativa, tal y como publicaba Bloomberg a través de los resultados de una encuesta publicada hoy en Estados Unidos.

Catorce de los 18 operadores, inversores y analistas consultados por esa página, o lo que es lo mismo, el 78%, dijeron que el oro subirá la próxima semana. Del resto, tres predijeron precios más bajos y uno se mantuvo neutral. Los futuros para entrega en junio bajaron un 0,3% esta semana, 1,47 dólares la onza. El máximo récord se alcanzó el 11 de abril cuando se plantaban en 1.478 billetes verdes.

El oro tiene prevista una subida semanal en segundo lugar, teniendo ganancias en el último año al 27%. El metal ha ganado durante todos los años desde 2001,impulsado por la demanda de una mayor inversión en productos básicos y la preocupación de que las divisas puedan ser rebajadas como los bancos centrales para estimular sus economías. Los disturbios en el Oriente Medio y la crisis nuclear de Japón también han impulsado las ventas de este año.

Estos días conocimos que Gold Fields está interesado en comprar Tarkwa. El cuarto productor más grande del mundo puede llevar a cabo una oferta de participación en Tarkwa y en las minas Damang, en Ghana, que se encuentran en poder de Iamgold Corp. Gold Fields cerró ayer con una subida del 1,13% en Wall Street. En cuanto a Iamgold Corp. creció en torno a un 1,95%. 

"Estamos en mejores condiciones para dar una oferta razonable", dijo Nick Holland, director ejecutivo de Gold Fields. Ésta opera las minas y es propietaria del 71,1%, mientras que Iamgold posee exclusivamente el 18,9%. Tarkwa produce cerca de 362.000 onzas en un año y Damang en torno a las 117.000 onzas.

De otra forma, El 12 de abril desde Barron's se preguntaban: ¿Es un retroceso a corto plazo invertir en oro?

Dicen que “si el sentimiento de inversión pasado sirve de juez, los lingotes de oro podrían caer de nuevo a un precio más atractivo. Es comprensible que los alcistas del oro se sientan más contentos durante estos días”.

Este material de lujo es utilizado normalmente para la fabricación de joyas, o en el sector de las telecomunicaciones principalmente, en cuestiones de cableado principalmente. La diseñadora de gafas de sol y lentes de contacto Luxottica culminó con un aumento del 0,45%, subiendo el precio hasta 31,60 dólares. Por otro lado, otro ejemplo es la de telecomunicaciones Global Crossing, que aumentó su cotización en un 3,04%, 25,76 billetes verdes.