¿Por qué es tan importante la industria del agua? y ¿cómo invertir en el agua? Artículo publicado por fool.co.uk
Como todas las guerras, ésta tiene su origen en los actuales desequilibrios entre oferta y demanda. Actualmente la oferta total de agua potable que se filtra desde la tierra es limitada. Además su obtención también depende de factores como los cambios climáticos, los niveles de contaminación ambiental y las pérdidas de agua por fugas que aún somos incapaces de controlar.

Por el lado de la demanda, tenemos una población mundial cada vez más grande con un consumo per cápita también creciente. Mientras que dicha población mundial se ha triplicado durante el siglo XX, el consumo de agua se ha multiplicado por seis.

Un factor clave es el “agua virtual”, que es aquella agua que se usa para obtener productos alimenticios. Por ejemplo, son necesarios 1,300 litros de agua para obtener 1kg de cereal. Pero para producir 1kg de carne son necesarios hasta 15,500 litros de agua. Por otro lado se requieren 4,000 litros para la fabricación de una camiseta de algodón y 11,000 litros para fabricar unos vaqueros.

La industria del agua, se puede dividir en tres segmentos:

- Utilities: compañías que ofrecen agua para su consumo y uso industrial. Así como servicios de alcantarillado y tratamiento de aguas residuales.
- Empresas de Infraestructura: ofrecen servicios básicos de almacenamiento, trasporte por tuberías, bombas y válvulas de agua.
- Compañías Tecnológicas: ofrecen aquella tecnología necesaria para el tratamiento de aguas o sistemas de análisis de pureza.

Se estima que el mercado mundial del agua mueve unos 360,000 millones de dólares anuales. Aproximadamente la mitad del mismo la componen empresas de servicios vinculadas al sector privado. Dichas compañías se han considerado siempre de “carácter defensivo”, pues se engloban dentro de un sector muy regulado y operan en un entorno de precios fijos, por lo que su comportamiento sólo se ve condicionado y de forma indirecta por la propia oferta y demanda de agua.

La nueva tecnología, que se está desarrollando actualmente incluye:

- Membranas de filtración, que permiten obtener agua dulce a partir de agua del mar y de aguas residuales
- Desinfección ultravioleta, como alternativa a la cloración
- Tuberías de plástico, más duraderas que las tradicionales
- Gestión del agua a través de programas informáticos que permiten controlar su grado de pureza

ETFs:

Estos son cuatro ETFs ligados al agua y listados en el London Stock Exchange:

- ETFX Janney Global Water Fund (LSE: WATP): sigue la evolución de 60 empresas ligadas al servicio, infraestructura y tecnología del agua.
- iShares S&P Global Water (LSE: IH2O): ligado a la evolución de las 50 mayores compañías del negocio del agua, con un 45% invertido en utilities. Geberit, United Utilites y Severn Trent son sus tres mayores posiciones.
- Lyxor ETF World Water (LSE: LWAT): sigue la evolución de 20 compañías relacionadas con el agua y seleccionadas por Sustainable Asset Management.
- Powershares Palisades Global Water Fund (LSE: PSHO): sigue la evolución de 43 empresas en 6 sub-sectores diferentes