Los precios del oro al contado han superado los 1.500 dólares por primera vez.
Además la plata alcanzó un máximo de 31 años tras las preocupaciones sobre crisis de deuda soberana en la zona euro.