El Nikkei cerró la sesión del martes con una subida del 0,57%, hasta los 20.195,48 puntos, el nivel de cierre más alto desde el 29 de junio.

Las acciones japonesas cerraron el martes en un máximo de casi dos semanas, debido a que un yen más débil impulsó muchas acciones orientadas a la exportación, mientras que las acciones tecnológicas fueron animadas por el fuerte desempeño del Nasdaq durante la noche.

El índice MSCI más amplio de acciones de Asia y el Pacífico fuera de Japón subió un 0,6%, con el sentimiento apuntalado por las ganancias lideradas por la tecnología en Wall Street.

Las acciones de asiáticas cerraron con ganancias una jornada en la que el dólar alcanzó un máximo de cuatro meses frente al yen, mientras los inversionistas esperaban el testimonio de la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, de pistas sobre cuándo el banco central reforzaría la política monetaria estadounidense.

"Excepto por las preocupaciones sobre Corea del Norte, la situación en Asia es tranquila en este momento, y esto está dando algo de alivio a los inversores", dijo Kyoya Okazawa, jefe de mercados globales, Japón y Corea, en BNP Paribas a Reuters.